Los que me visitan

miércoles, 26 de abril de 2017

Pensamiento ("El alojamiento del deseo" Salvador Dalí)

Tengo sueño y es temprano. No acostumbro a madrugar después de unas buenas vacaciones. Quiero empezar a trabajar, pero hace falta otra taza de café. Miro alrededor y mis ojos se fijan en la reproducción de Dalí que cuelga en la pared. No soy un entendido en arte, sin embargo este cuadro me gusta y por primera vez me pregunto por qué. Recuerdo el día que la compré: fue en una exposición de Dalí. La escogí por eso, tan solo porque era de Dalí, no hubo ningún criterio artístico. De vuelta en Chile la enmarqué y la colgué. La miro y siento orgullo por mi buen gusto. Si llega alguien no es raro que se quede por segundos contemplándola. Es un cuadro surrealista con cabezas de leones incrustadas en huevos blancos. No sé qué significan, pero me atraen. Más atrás hay personas junto a unas manos y jarrones. A lo lejos se observa un castillo, pero estos son detalles que si no los aprecias con detención pasan inadvertidos. ¡Las hormigas!, están en un huevo amontonadas! Ellas son las que me asombran. Si parecen reales, las veo caminando y comiendo un insecto. Recuerdo que en mi niñez me gustaba mirar las hormigas en el jardín de mi casa. Dalí las pintó con paciencia, no fue un trabajo fácil. Incluso los pintores famosos necesitan pintar hormigas para destacar. Nunca me interesó el arte moderno, sin embargo este cuadro me gusta y a la vez no lo entiendo. Son extrañas las sensaciones que provoca y supongo que en eso consiste el arte, en que los sentimientos fluyan a través de una pintura, un libro o una escultura. Ojalá visite pronto otro museo y pueda comprar otra reproducción como esta. Saludos.

2 comentarios:

mefo meditacion dijo...

Eso busca el artista, provocar; agrado, recuerdos, pensamiento,meditaciones y hasta desagrado, no pasar desapercibido

mefo meditacion dijo...

Eso busca el artista, provocar; agrado, recuerdos, pensamiento,meditaciones y hasta desagrado, no pasar desapercibido