Los que me visitan

miércoles, 29 de marzo de 2017

China

Todos sienten curiosidad por el Oriente. Llegué a Beijing con esa sensación y, lo primero que hice fue visitar la plaza Tian an Men, la más extensa del mundo y dónde está el mausuleo de Mao. Este fue mi primer encuentro con aquel pueblo milenario. A La mañana siguiente, fue el turno de La Gran Muralla, una estructura que serpentea a través de las montañas. Mientras la recorría, pensaba en la gente y tiempo que tomó su construcción. Sentí expectación por la Ciudad Prohíbida, la misma del Último Emperador. Un conjunto que hace varias hectáreas de patios y edificios encerrados en altas murallas en mitad de la ciudad. También vale la pena el Palacio de Verano y el Templo del Cielo, otras atracciones de la ciudad. En avión llegué a Xian, ciudad de siete millones de habitantes e incrustada en el centro del país. Adquirió importancia luego de que un campesino analfabeto descubriera a los Guerreros de Terracota. Tumba custodiada por cientos de esculturas en tamaño natural y que representan un ejército de guerreros que pertenecen a diferentes armas y rangos. Hasta ya han desenterrado al estado mayor. Un espectáculo descubierto hace no más de veinticinco años y considerado ya una de las maravillas del mundo. Shangai es la ciudad más grande de China y su centro comercial. Cautivan sus rascacielos que compiten con los de Nueva York. Una ciudad moderna y con un aquarium que no se puede dejar de visitar. Suban a la Perla Oriental y disfruten del paisaje. Guangzhou es la capital de Canton con diez millones de habitantes. Cuna del padre de la actual República China, el fundador del Kuomingtang: Sun - Yat - Sen. Tiene una estatua y un anfiteatro erigidos en su honor y dónde se realizan actos públicos. Abordé un aliscafo que remontó el Río de las Perlas hasta Hong Kong. Territorio especial que aún guarda ciertos privilegios por haber sido colonia inglesa. Allí tuve la oportunidad de subir al monte Victoria y contemplar una de las bahías más lindas del mundo. Mi impresión de este viaje fue haberme encontrado con una cultura sabia y milenaria y de un poderío tal, que tarde o temprano terminará siendo la primera potencia del mundo. Saludos.

No hay comentarios.: