Los que me visitan

miércoles, 10 de agosto de 2011

Las Humanidades

Ya describí cómo el mundo del siglo XXI perdió la brújula insistiendo en desarrollar una sociedad desprovista de valores que "humanicen" la existencia y dije que la educación de hoy  centra su acción  en fabricar especialistas sin una visión  global de lo que es el Hombre y  su lugar en el Universo.  No soy el único que  tiene esta opinión y ya numerosos pensadores estiman que ahora, y como nunca antes, la humanidad está en peligro de asfixiarse intelectualmente y con riesgo de perder  los valores que la han distinguido de las demás criaturas del planeta. La vida se "deshumaniza" con rapidez y ni siquiera nos damos cuenta. Por lo anterior, me di a la tarea de investigar un poco más acerca de aquellas ramas del conocimiento que denominamos genéricamente: "Humanidades". Me llevé una sorpresa al constatar que esta especialidad no dice relación con las Ciencias Sociales (es más, en mi opinión las contiene), si no más bien,  se aboca al estudio de todas aquellas obras originadas en  el ingenio humano en cuanto este es un ser racional y libre. Primero descubrí que hoy las Humanidades pierden importancia ante la Técnica y las Ciencias que tienen por finalidad dominar a la Naturaleza. Pero, no obstante lo anterior, aún existen aquellos que abogan por devolverles el rol formador que tuvieron en el pasado. No puede haber desarrollo sustentable sin especialistas que comprendan a cabalidad las ideas y  valores que han hecho del Hombre y su cultura lo que es. Debe haber un  entendimiento claro del origen y desarrollo de la Civilización, así como una lectura cuidadosa de los clásicos y comprensión total de las ideas más significativas de la filosofía. Las Humanidades son aquellas disciplinas encaminadas  a la formación del hombre en cuanto ser racional, libre y capaz de decidir. Tradicionalmente estas  han sido la Historia, Literatura, Arte, Filosofía y Religión. La Historia narra e interpreta los hechos del pasado y de los cuales el hombre es autor y actor. Pueden ser sucesos políticos, sociales, económicos, religiosos o artísticos y no hay que verlos aisladamente, si no,  que en su contexto político y social que explique  causas y efectos. Gracias a la Historia sabemos de dónde venimos, quiénes somos y tal vez  también a dónde vamos. Entenderemos nuestra Civilización, es decir, el conjunto de instituciones e ideas bajo las cuales un grupo se organiza y desarrolla su cultura que, en términos simples, no es más que el producto de su trabajo cientìfico, técnico o artístico. La Literatura consiste en aquellos escritos que en principio tienen una finalidad artística, pero que sirven, además, para formarse una idea de lo que un individuo piensa y siente en un lugar y tiempo determinado. Es el análisis de las palabras y pensamientos expresados por escrito de  hombres que fueron considerados maestros en su lengua, ya sean  clásicas o modernas. Se entiende por Arte aquel proceso mediante el cual un individuo utiliza su ingenio, experiencia o intuición para crear objetos bellos en cualquiera de sus manifestaciones: escultura, pintura, arquitectura, música, cine, etc. El Arte es un elemento profundamente humanizador,  pues penetra en los misterios recónditos del alma y nos deja un recuerdo fiel de lo que fueron  distintos  pueblos y civilizaciones. La Filosofía responde a las preguntas esenciales y trata de llegar a las primeras causas y principios en todas las cosas y fenómenos. Según Jaspers " La búsqueda de la verdad, y no la posesión de ella, es la esencia de la filosofía". Es el camino que nos permite razonar de forma correcta  en atención a resolver los problemas del Universo.  Su importancia radica en, que más que fijarnos en la trascendencia de las soluciones, debemos atender al planteamiento del problema y generar un método eficaz de razonamiento. Por último la Religión como sistema racional creado para  responder y dar sentido a la inquietud última del Hombre: ¿Qué hay después de la muerte? Tiene un componente racional y otro sobrenatural que va más allá de la naturaleza humana. Su importancia, desde la perspectiva humanista, está en que ha servido de inspiración al arte y  filosofía hasta hoy, así cómo, de nutriente espiritual para millones de personas. Su influencia es radical en el devenir histórico y cultural de países y naciones. En consecuencia, las Humanidades son disciplinas que forman al individuo en ideas y valores que le permiten  decidir  libre e informadamente acerca de su destino. Estudiarlas significa tomar conciencia de nuestros orígenes y darle dirección a un  futuro que ponga énfasis en dejar al Hombre en el sitial que le corresponde. Saludos.

No hay comentarios.: