Los que me visitan

sábado, 10 de septiembre de 2016

La Universidad

Chile vive una ola de movilizaciones  sin precedentes  y tienen su origen en el sistema de Educación Superior que  impera en el país. Hay consenso en el sentido de que la Educación no puede transformarse en un negocio y, por lo tanto, las entidades dedicadas a la enseñanza profesional no deben tener fines de lucro. Vemos cómo distintas casas de estudios se preocupan más de fabricar  profesionales  (y en las áreas con más demanda) que de hacer una correcta "Universidad". Cada Marzo gastan millones en publicidad y van a la "caza" de estudiantes o "clientes" considerando a la Educación  un bien más de consumo. La clase media se endeuda de por vida para que sus hijos (primera generación en la Universidad) tengan acceso a un título profesional que les garantice mejor futuro. Es un sistema en el que es imposible hacer "Universidad" y para entender   este concepto debemos volver a los orígenes: Etimológicamente, la palabra proviene del latín "Universitas" y significa "todo", "entero" o "universal". Se entendió ya desde aquella época que para existir una "Universidad" se deben dar los siguientes requisitos: 1.- Sentido Corporativo: En Roma se le denominaba "Collegium" o Corporación a todas aquellas agrupaciones dedicadas a una actividad común. Cuándo dichas entidades tenían por objeto el estudio y el saber, se les denominó "Studium" o "Universitas". Conformaban entidades jurídicas independientes,  distintas de sus integrantes y  capaces de actuar por sí mismas en el mundo del Derecho. 2.- Universalidad: La Universidad fue un concepto expandido por toda Europa y  abriò sus puertas tanto a maestros como a estudiantes  sin importar su procedencia, lengua o nación. Usaron al latín cómo idioma unificador de la cultura, además, sus títulos refrendatorios de conocimiento reconocidos universalmente. Como consecuencia de lo anterior, aquellos títulos permitieron enseñar en cualquier parte. 3.- Ciencia: El estudio debe abarcar a la totalidad de las ciencias y disciplinas convergentes en la unidad del saber. En este sentido, se le dio en un comienzo una importancia preponderante a las llamadas artes liberales, es decir, oficios que proporcionaban a quienes los ejercían "Libertad". 4.- Autonomía: En dos sentidos. En primer lugar desde una perspectiva académica se debe contar con la objetividad de la ciencia en orden a establecer leyes y métodos. En segundo lugar, y derivado de su función social, requiere de independencia en relación con otras entidades o gobiernos. Para eso necesita un estatuto jurídico especial. Por último, la Universidad no es solo un ente transmisor de conocimientos, sino que también es "Alma Mater", es decir, una entidad generadora de saber y capaz de transformar al hombre por medio del estudio y la ciencia. Es importante no engañarnos a nosotros mismos y brindarle la categoría de "Universidad" a una  entidad que no lo es. Si una institución coloca en su puerta un letrero que diga "Universidad", no significa que lo sea. Es siempre útil recurrir a los orígenes para entender el correcto alcance de  los términos, conceptos y valores que han hecho de nuestra cultura lo que es. Saludos.

No hay comentarios.: